Por lo general un plato de pasta o un plato de arroz, son un lujo