Siempre me han gustado los rebozados, pero últimamente los había dejado de lado por aquello de freír en abundante aceite y su incompatibilidad con la salud. Veía por las redes las nuevas freidoras sin aceite y la cantidad de recetas que se puede preparar con ellas, pero no acaba de decidirme a comprarme una. Gracias a Mellerware  he tenido la oportunidad de probarla, una de las primeras recetas que he preparado es el rebozado, quería comprobar si quedaba crujiente.

Es muy fácil de utilizar, su pantalla táctil permite regular la temperatura y los tiempos de cocción. Lleva 7 programas predefinidos para hacerte más cómodo su uso.

Calabacín Airfryer

Ingredientes

para 4 personas

2 calabacines pequeños

2 huevos batidos

3 cucharadas de harina de trigo

3 cucharadas de pan rallado

1/2 cucharadita de ajo molido

orégano

50 gr de parmesano rallado finamente

 

Preparación

Lavamos, secamos y cortamos los calabacines finamente, unos 3 mm, salpimentar.

En un recipiente ponemos la harina de trigo.

En un bol o plato ponemos los huevos batidos y en otro recipiente mezclamos el pan rallado, el ajo molido, el orégano y el queso parmesano, mezclamos bien.

Pasamos las rodajas del calabacín por la harina, sacudimos, pasamos por el huevo eliminamos el exceso y rebozamos con la preparación de pan rallado.

Una vez estén todas las rodajas, precalentamos la Airfryer a 200º.

Introducimos la rejilla en la cubeta, para facilitar la circulación del aire, repartimos las rodajas en nuestra Airfryer (yo las he preparado en una sola capa para facilitar la cocción rápida y uniforme) y freímos 5 minutos a 200º, queda crujiente y jugoso por dentro.

Retiramos de la cubeta, depositamos en un plato y vamos haciendo el resto.

Calabacín rebozado Airfryer