Láminas de pasta, alternando capas de carne, salsa de tomate, regado con bechamel y con una capa de queso gratinado., ¿ Quién se resiste a una lasaña casera?.

Se le asigna el origen a los italianos, pero lo cierto es que ya los griegos servían la comida en unos recipientes especiales, tipo cazuela individual, donde se servían unas láminas finas con relleno, llamadas “lasagnum”. Debido al contacto y conflictos bélicos entre griegos y romanos, este plato llegó a Italia donde se perfeccionó. El propio filósofo Cicerón registró su afición por la lasaña.

A pesar de estar fuertemente ligada con Italia, hace unos años Londres quiso adjudicarse el origen de la receta. Al encontrar un recetario de 1399 dedicado al rey Ricardo II que indicaba cómo elaborar una lasaña.

Lasaña tradicional

 

Ingredientes

Ragú

1 cebolla pelada

1 zanahoria pelada y 1 rama de apio

100 gr de guanciale italiano o panceta

500 gr de carne de ternera picada y 300 gr de carne de cerdo picada

1/2 vaso de vino tinto

500 gr de passata, yo utilizo Mutti

350 ml de leche

1 vaso de caldo de carne

Bechamel

60 gr de mantequilla

50 gr de harina

600 ml de leche entera

sal y pimienta

nuez moscada

Lasaña

 8 placas de lasaña Faidac

queso parmesano recién rallado

Nota: yo utilizo placas de canelones Faidac, monto cuatro porciones y es mucho más fácil para emplatar.

Lasaña auténtica

Preparación

Primero preparamos el ragú, ya que debe cocinarse a fuego lento con mimo y sin prisas.

Cortamos finamente el apio, la cebolla y la zanahoria.

En una sartén amplia ponemos un poco de aceite de oliva virgen extra, y pochamos las verduras, cuando estén tiernas y transparentes, añadimos el guanciale troceado finamente, sofreímos 5 minutos y agregamos las carnes, cocinamos a fuego fuerte para que no pierda el agua y mantenga la jugosidad, salpimentamos, vertemos el vino y dejamos que se evapore el alcohol.

Bajamos el fuego incorporamos la passata junto con la leche y el caldo de carne, dejamos cocinar a fuego suave mínimo 2 horas. (yo la he tenido 3 horas).

Preparamos las placas para la lasaña, las mías deben ponerse en remojo en agua fría durante 60 minutos. Una vez se han rehidratado, las retiramos del agua, las colocamos con cuidado sobre un trapo limpio de cocina y secamos con cuidado.

Engrasamos con mantequilla el molde que vayamos a utilizar, yo utilizo uno cuadrado de 18 cm x 18 cm, y me caben perfectamente las 4 porciones de lasaña.

Precalentamos el horno a 180º.

Preparamos la bechamel

Ponemos la leche en un cazo a calentar.

En una sartén ponemos la mantequilla, cuando esté fundida añadimos la harina, tostamos durante 2 o 3 minutos removiendo bien para que no se pegue, vertemos un poco de leche, ligamos la salsa, vertemos el resto lentamente, cocemos sin dejar de remover, salpimentamos y rallamos un poco de nuez moscada a gusto, cuando rompa a hervir retiramos.

Cubrimos el fondo del molde con una capa de ragú, empezamos a montar la lasaña, con láminas de lasaña, ragú, un poco de bechamel, parmesano rallado, terminamos con una capa de ragú cubrimos con bechamel y espolvoreamos el parmesano.

Horneamos durante 30 minutos.

Dejamos reposar 10 o 15 minutos y servimos.

 

Lasaña auténtica