¿Habéis probado las cáscaras de naranja confitadas y bañadas en chocolate? es como comer pipas, empiezas con una y no puedes parar, es un dulce irresistible, lleva un poco de trabajo pero sin dificultad ninguna.

En mi perfil de Instagram podéis ver un video de cómo hacerlas.

Cáscaras de naranjas confitadas con chocolate

Ingredientes

4 naranjas

para el almíbar

agua

azúcar

para el baño de chocolate

200 gr de chocolate negro para postres

Preparación

Lavamos muy bien las naranjas, secamos, cortamos los extremos, desechamos, cortamos por la mitad y luego a cuartos. Separamos la cáscara de la pulpa, incluyendo la parte blanca.

Introducimos las cáscaras en una cazuela, cubrimos con agua y hervimos 5 minutos. Colamos y repetimos la operación tres veces más.

Cortamos las cáscaras en tiras finas.

Preparamos el almíbar, pesamos las cáscaras y el mismo peso lo ponemos de agua y azúcar blanquilla, (yo he obtenido 284 gr de cáscaras, así que he calculado 284 gr de agua y 284 gr de azúcar) mezclamos con una espátula para disolver bien el azúcar, en una cazuela cuando rompa a hervir introducimos las cáscaras y cocinamos a fuego medio durante 25 minutos.

Precalentamos el horno a 150º

Forramos una bandeja con papel de hornear, depositamos las cáscaras encima y horneamos durante 15 minutos a 150º.

Las dejamos sobre una rejilla que se sequen durante 24 horas.

Transcurridas las 24 horas forramos nuevamente una bandeja con papel de hornear, fundimos el chocolate al baño maría o al microondas, retiramos del fuego y sumergimos los palitos de naranja, escurrimos y depositamos sobre la bandeja, dejamos enfriar completamente y guardamos en un bote hermético.

Cáscaras de naranjas confitadas con chocolate

Nota: con la pulpa he preparado mermelada, te dejo aquí el enlace método tradicional, o con thermomix.

Para hacer el almíbar utilizaremos el mismo peso de agua y de azúcar que las cáscaras de naranjas ya hervidas.