Una quiche es una tarta salada originaria de la región Lorena en Francia, de ahí su nombre “quiche Lorraine“. Su base es una mezcla de huevos y nata espesa, (crème fraîche), aromatizada con nuez moscada y pimienta. En la región francesa de Los Vosgos, tienen su versión y añaden tiras de panceta y queso gruyere.

 

 

Ingredientes

1 lámina de hojaldre

3 huevos y una yema de huevo M

1 tarrina de crème fraîche ( 200 ml)

65 ml de leche entera

150 gr de bacon ahumado

70 gr de queso gruyere rallado

sal y pimienta

 

Preparación

Precalentamos el horno a 200º

Engrasamos el molde que vayamos a utilizar.

Extendemos la lámina de hojaldre y forramos el molde, pinchamos la base con la ayuda de un tenedor para evitar que hinche durante la cocción, tapamos con la hoja de papel que lleva la lámina y cubrimos con garbanzos secos. Horneamos durante 10 minutos a 200º, retiramos los garbanzos y el papel con cuidado de no quemarnos, y horneamos 5 minutos más.

Troceamos a tiras finas el bacon y lo salteamos, sin aceite, en una sartén 5 minutos. Reservamos.

Mientras en un bol batimos los huevos, la crème fraîche, la leche y el bacon, salpimentamos al gusto.

Vertemos la mezcla sobre el hojaldre y  espolvoreamos el queso por la superficie.

Horneamos durante 20 minutos a 200º.

Servimos caliente o fría como más os guste.

Quiche Vosgienne rápida