Las albóndigas en mi casa son un éxito, siempre son bien recibidas y nos gusta probar con distintas salsas. Estas de hoy merecen un lugar destacado en el recetario, llevan queso parmesano en la masa y al freírlas se funde aportando jugosidad a la carne y van acompañadas con un sencilla salsa de tomate, se pueden comer solas, acompañadas de pasta incluso los italianos se las comen en bocata.

 

Albóndigas italianas

 

Ingredientes

para 4 personas

para la salsa de tomate

800 gr de tomate triturado

3 cucharadas de aceite de oliva virgen extra

1/4 de cucharadita de orégano y de albahaca

sal y pimienta

para las albóndigas

600 gr de carne de ternera picada (yo Angus)

200 gr de carne  magra de cerdo picada

1 huevo

8 cucharadas de leche

70 gr de queso parmesano rallado

1/2 cucharadita de:

albahaca

orégano

cebolla molida seca

sal

pimienta

harina de trigo para rebozar las albóndigas

aceite de oliva virgen extra

3 dientes de ajos picados finamente

2 vasos de caldo de carne

parmesano rallado

 

Preparación

En una sartén ponemos tres cucharadas de aceite de oliva virgen extra y el tomate triturado, sofreímos unos minutos, removiendo de vez en cuando, condimentamos con el orégano, la albahaca, la sal y la pimienta, dejamos cocer a fuego medio 30 minutos.

Mientras en un bol, cascamos el huevo, añadimos la leche,  el queso parmesano rallado, el orégano, la albahaca, la sal, la pimienta, la cebolla seca, batimos, incorporamos las carnes y mezclamos bien, que quede todo integrado.

Formamos albóndigas, las mías de unos 20 gr, rebozamos ligeramente con harina y freímos unos minutos en una sartén con aceite. Reservamos.

En una cazuela o sartén apta para horno, añadimos 3 cucharadas de aceite de oliva virgen extra junto con los ajos, sofreímos unos minutos, con cuidado que no se quemen, incorporamos las albóndigas, cubrimos con salsa de tomate y regamos con el caldo de carne, dejamos cocer hasta reducir la salsa durante 30 minutos.

Una vez haya reducido espolvoreamos orégano y parmesano y gratinamos unos minutos.

Servimos con unas hojas de albahaca fresca.

 

Albóndigas italianas