La alcachofa, una rica hortaliza con excepcionales cualidades, versátiles y con las que podemos preparar una infinidad de platos, son ricas de cualquier forma, guisadas, al horno, a la brasa, rebozadas.
Cuando compremos alcachofas debemos asegurarnos que sean pesadas y compactas. Si están abiertas o las hojas están blandas y  negras debemos desecharlas.
La alcachofa tienen dos temporadas dependiendo de la zona de cultivo, una en otoño y otra en primavera.


Ingredientes
alcachofas
sal
aceite de oliva virgen extra
allioli
1 diente de ajo
sal
1 huevo
aceite de girasol o aceite suave
Preparación
Precalentar el horno a 180º.
Cortar el tallo de las alcachofas y un poco de su base, para que se mantengan de pie, retiraremos las hojas exteriores, cortamos el extremo superior.
Las ponemos sobre una superficie de trabajo y las aplastamos ligeramente con la mano para ayudar a que se abran.
Las depositamos sobre una bandeja apta para horno, salpimentamos y rociamos con un hilo de aceite.
Las horneamos durante 35 minutos a 180º.
Mientras pelamos un diente de ajo, lo ponemos en el vaso de la batidora junto con un poco de sal y trituramos, añadimos el huevo y con la batidora en marcha vamos vertiendo el aceite al hilo hasta obtener una consistencia cremosa.
Pasados los 35 minutos, retiramos las alcachofas del horno, ponemos una cucharada de all i oli sobre la superficie y llevamos nuevamente al horno durante unos minutos, hasta que la salsa esté gratinada.
Servimos calientes.