En casa los gnochiss son un imprescindible, a los chicos como más les gusta es con salsa de quesos, pero intento variar y añadirles otros ingredientes. Esta vez me arriesgue con las espinacas, sólo les gustan crudas, pero en esta receta están prácticamente crudas, tienen un rápido salteado para perder el volumen y la textura crujiente.
La receta es adaptada de la revista especial Cocina Lecturas de Otoño.

Gnochiss con espinacas y tomates cherrys

Ingredientes
para 4 personas
500 gr de gnochis de patata
1 bolsa de espinacas baby
2 tomates pelados de lata
1 diente de ajo
1 cajita de tomates cherrys
aceite de oliva virgen extra
queso rallado emmental
sal
Preparación
Lavamos y secamos los tomates cherrys.
En una sartén ponemos una cucharada de aceite de oliva virgen extra y añadimos los tomates cherrys, tapamos y dejamos que se hagan lentamente hasta que estén blandos. Reservamos.
Picamos finamente el ajo.
Cortamos en cuadraditos el tomate.
En otra sartén ponemos un chorrito de aceite y sofreímos el ajo junto con el tomate, que se haga lentamente.
Hacemos los gnochis como indique el paquete, en mi caso ponemos agua abundante a calentar, cuando arranque a hervir agregamos los gnochis con una cucharada de sal, dejamos durante 1 minuto y colamos.
Añadimos los gnochis a la sartén donde tenemos el sofrito hecho, removemos bien para que queden bien impregnados.
Rehogamos ligeramente, durante 3 o 4 minutos, las hojas de espinacas en una sartén con una cucharada de aceite de oliva virgen extra.
Ponemos en el fondo del plato unas hojas de espinacas, repartimos los gnochis y tomates cherrys, espolvoreamos con queso y servimos.
Gnochiss con espinacas y tomates cherrys