Hay situaciones  que te hacen ver la vida de color gris, y sabes que por desgracia, habrá un desenlace triste y no deseado.
Desde finales de octubre mi tiempo transcurre entre los pasillos del hospital, visitas a servicios sociales y en casa de mis padres. La salud de mi padre es muy precaria, pero él todavía lucha y se aferra a la vida.
Me planteé cerrar el blog temporalmente por falta de tiempo y  cuando llego a casa no tengo ganas para nada, solo de tumbarme en el sofá y desconectar un rato de todo, aunque es difícil, porque llevo el móvil pegado a mi como si fuera una segunda piel. Pero llega un momento en que necesitas buscar vías de escape y recuperar aunque sea por unas horas tu vida, esa rutina que a veces nos agobia y en cambio cuando la perdemos anhelamos recuperarla.
Así que aprovechando que se acercaba el día de publicar la receta de Directas al grano y coincidiendo con uno de aquellos momentos que no lo ves todo tan gris, decidí buscar tiempo de donde fuera y cocinar, a pesar de que con mis amigas y compañeras habíamos acordado que dejábamos en “stand by” el reto. Que satisfacción más grata ver que he podido llegar y hemos podido publicar nuestras propuestas para este mes de enero.
Y aquí el reto de este mes, arroz al horno, fácil, y rico, que además me permitió que durante su cocción yo pudiera ir haciendo otras cosas en casa.
Arroz al horno con verduras y pollo - cocinando con neus

Ingredientes
para 4 personas
1/2 kg de pollo troceado
400 gr de salchichas de dedal
2 dientes de ajo
1 cebolla
1/2 pimiento rojo
1 pimiento verde italiano
3 cucharadas de tomate frito
300 gr de arroz
800 ml de caldo de ave
sal
pimienta recién molida
aceite de oliva virgen extra

Preparación

Salpimentamos el pollo.
En una cazuela baja o paellera apta para horno, ponemos un poco de aceite de oliva virgen extra, freímos el pollo y las salchichas, cuando estén las carnes doradas, las retiramos y reservamos.
Pelamos, picamos finamente la cebolla y los dientes de ajo, sofreímos a fuego suave en el aceite de freír las carnes.
Lavamos, extraemos las semillas y hebras blancas de los pimientos y cortamos finamente. Cuando la cebolla este tierna añadimos los pimientos a la paella y cocemos a fuego suave hasta que estén tiernos.
Precalentamos el horno a 180º.
Ponemos el caldo a hervir en un cazo.
Añadimos las cucharadas de tomate frito a la paella, removemos y añadimos el arroz, sofreímos un par de minutos, agregamos las carnes que teníamos reservadas. Salpimentamos a gusto.
Vertemos el caldo hirviendo y con cuidado llevamos la paella al horno, cocemos durante 18 minutos a 180º. El caldo debe consumirse.
Dejamos reposar 2 minutos y servimos acompañado de all i oli.

Arroz al horno con verduras y pollo - cocinando con neus

 

Aquí os dejo las propuestas de mis amigas Carmen, Yolanda, Paula, Beatriz.