Mis cenas serían más ligeras, pero con dos adolescentes en casa es imposible, siempre tienen hambre y siempre quieren más, bueno y para qué engañarnos, yo también soy de buen comer. Suerte que cenamos temprano, valeeee muy temprano, lo reconozco:)),  en casa normalmente cenamos alrededor de las 20:00h, “horario europeo”, pero me encaaaanta, luego te queda un buen ratito todavía para tumbarte en el sofá tapadita con la manta y viendo la tv, leyendo, whatssapeando con l@s amig@s, o jugando al Candy Crush una adicción horrible que me tiene atrapada y a muchos de vosotros también ehhh, que os veo en el facebook:)) que aquí no hay secretos!!!.
Bueno pues esta lasaña es una de nuestras cenas, se hace en un momento y mis carpantas se sienten llenos por un buen rato.

Lasaña de jamón dulce y queso de Mahón con virutas de Pecatum

Ingredientes 
para 4 personas
16 placas de canelones (4 por lasaña)
12 lonchas de jamón york ahumado
12 lonchas de queso Coinga de Mahón
25 gr de mantequilla
35 gr de harina
250 ml de leche
sal
pimienta
nuez moscada
queso rallado
50 ml de aceite de oliva virgen extra
unas hojas de albahaca
 
Preparación
 
Precalentar el horno a 180º.
Prepararemos las placas de canelones según indique el comerciante. Una vez estén listas, las dispondremos en una fuente apta para horno.
Primero pondremos una capa de placas de canelones, cubriremos con una de jamón york y otra de queso, volvemos a poner otra de canelón y así sucesivamente hasta terminar.
Por cada lasaña individual habrán 4 placas de canelones, 3 de jamón york y 3 de queso.
En un cazo ponemos a derretir la mantequilla, cuando ya este añadiremos la harina hasta formar una masa, tostamos durante unos minutos. Incorporamos poco a poco la leche caliente y removemos bien con la ayuda de una espátula para que no queden grumos, salpimentamos, añadimos la nuez moscada al gusto y dejamos cocer unos 8 minutos sin dejar de remover.
Vertemos la bechamel por encima de la lasaña. Espolvoreamos queso rallado y horneamos a 180º durante 10 minutos, los ultimos 5 minutos gratinamos la superficie.
En el vaso de la batidora ponemos los 50 ml de aceite de oliva virgen y las hojas de albahaca, trituramos bien, hasta obtener una salsa homogénea.
Servir la lasaña y rociamos con un hilo de aceite de albahaca y rallamos Pecatum por encima (en su defecto puede ser butifarra negra o morcilla).
Esta receta es de la revista  “Cocina  de Invierno” de Lecturas.
Nota: Pecatum, es un producto innovador de  Casa Noguera, una forma distinta de presentarnos una butifarra.
Esta butifarra negra combinada con pistachos, viene en un estuche en forma de pastilla, preparada para dejar ir nuestra imaginación en la cocina, podemos laminarla, rallarla, cortarla a dados, desmenuzarla…cómo más nos guste.

Lasaña de jamón dulce y queso de Mahón con virutas de Pecatum